Almacen convencional

Almacén automático

Almacén automatizado

¿Qué es un almacén automático?

Un almacén automático es un sistema de almacenamiento que utiliza tecnología para automatizar la gestión de mercancía.
Permiten mejorar la eficiencia y reducir los costos operativos. También se conocen como almacenes robotizados o almacenes automatizados

Tipos de almacenes automáticos

Se pueden distinguir según la TECNOLOGÍA que se utiliza para la manipulación y almacenaje, teniendo transelevadores, shuttles, carruseles, AGV y AMR o con sistema tipo Autostore. También se clasifican por automatizados, semiautomatizados o manuales.

Almacén automatizado con transelevador

Almacén automático con transelevador y cajas metálicas
Almacén automático con transelevadores

Es un almacén automático vertical que consta de una estantería operada por transelevadores. Es un robot que circula entre dos filas, que deja y recoge el producto y lo posiciona tanto en la estantería par almacenar, como en unos rodillos que lo introducirán en el circuito.
También se llama almacén automatizado con MINILOAD

Características de un transelevador

  • Un único transelevador por pasillo: los transelevadores disponen de un mástil que ocupa toda la altura del almacén, teniendo una única cesta (a veces dos en modelos mas sofisticados) para toda la altura, por lo que no se pueden utilizar 2 en el mismo pasillo.
  • No son necesarios elevadores: el propio transelevador eleva o baja las cajas desde la entrada del almacén a la posición dentro del rack.
  • Gran velocidad de trabajo: De los robots que pueden mover cajas dentro de un almacén, el transelevador es el que consigue mayores aceleraciones y velocidades (hablamos de velocidad del robot, no de flujo de cajas).

Almacén automatizado con shuttle

Es también un almacén vertical automático, pero el shuttle no opera en toda la altura, sino por alturas independientes. Esto supone una serie de ventajas e inconvenientes respecto el anterior.

La principal ventaja es que se pueden añadir al sistema un mayor número de shuttles, para aumentar así el flujo de materiales.

Como inconveniente, el traspaso de cajas no es directo entre el shuttle y los transportadores que están fuera del almacén. Estas instalaciones disponen de elevadores que suben y bajan las cajas, y habitualmente también los propios shuttle.

Almacén automático de cajas de plástico operado con shuttle

Almacén automatizado con carrusel

El carrusel es una versión muy compacta de un almacén automatizado, y tiene la particularidad que puede ser vertical u horizontal. Normalmente es cerrado y se utiliza para productos pequeños.

Es muy habitual en productos farmacéuticos y en almacenes pequeños.

Almacén automático con carrussel

Almacén automatizado con AGV y AMR

En este caso, el robot que se utiliza se mueve por el almacén, llevando la mercancía al operario (goods to men) y/o de vuelta a la estanterías. Es la solucíon que utilizan almacenes de amazon o almacenes de inditex, y cada vez más se apuesta por esta solución.

Almacén automático operado con AGV y AMR

Almacén automatizado tipo Autostore

Estos almacenes son muy particulares, ya que la manipulación de las cargas en la estantería se hace por la parte superior.

Tiene la ventaja que se pueden añadir shuttles en la parte superior para escalarlo, y su principal contrapartida es un coste elevado y un principio de funcionamiento LIFO

Almacén automático tipo Autostore, que mueven cajas desde la parte superior

En la Feria LogiMAT de 2023 pudimos ver un almacén de este estilo donde las cajas se depositaban y recogían por la parte inferior

Otra distinción se según el GRADO DE AUTOMATIZACIÓN, teniendo:

  • Almacenes totalmente automatizados: Tanto el almacenaje como la manipulación de producto se realiza de forma robotizada. Constan con almacenes verticales automatizados y cintas de transportadores para el movimiento de cargas.
  • Almacenes semiautomáticos: Únicamente una parte del proceso está automatizado. Normalmente es una parte del almacenaje, que se realiza con almacenes robotizados verticales, siendo la manipulación de cargas de forma manual.

La última que veremos, es según el TIPO DE UNIDAD DE CARGA

  • Almacén automático de cajas
  • Almacén automático de pallets
  • Almacén automático de piezas

Beneficios de un almacén automático

Un almacén automático ofrece varias ventajas en comparación con los almacenes tradicionales, como:

  • Mayor eficiencia: El almacenaje automático permite una gestión más rápida y precisa del inventario. Esto reduce los tiempos de ciclo y aumenta la productividad.
  • Menor costo de operativa: El almacenamiento automatizado reduce la necesidad de mano de obra, lo que se traduce en menores costos operativos.
  • Mayor precisión: la tecnología avanzada utilizada para el almacenaje automatizado permite una mayor precisión en la localización y selección de productos. Permite reducir los errores y aumenta la satisfacción del cliente.
  • Mayor capacidad de almacenamiento: los almacenes automáticos pueden almacenar una mayor cantidad de productos en un espacio menor. Esto es gracias a su alta densidad de almacenamiento.
  • Mayor flexibilidad de crecimiento: los almacenes automáticos son flexibles y escalables, lo que permite adaptarse a las necesidades cambiantes del negocio

Inconvenientes de un almacén automático

  • Costo de inversión inicial: la instalación y el mantenimiento de un almacén automático pueden ser costosos, especialmente si se compara con los almacenes tradicionales.
  • Dependencia tecnológica: los almacenes automáticos dependen de tecnología avanzada para funcionar. Esto puede generar problemas si esta tecnología falla o requiere reparación.
  • Dificultad en el manejo de productos perecederos: los almacenes automáticos pueden tener dificultades para manejar productos perecederos. Esto es debido a la necesidad de condiciones controladas y una mayor precisión en la selección.
  • Problemas de seguridad: la automatización y la dependencia de la tecnología pueden aumentar los riesgos de seguridad, como el hacking o la pérdida de datos.
  • Desplazamiento de empleos: la automatización de los procesos de almacenamiento puede llevar a la eliminación de ciertos empleos, como los trabajadores de almacén.

Seguridad en almacenes automáticos

Un alto grado de automatización comporta ciertos riesgos. Si bien toda la tecnología está equipada con sensores de detección de movimiento que, junto con otros dispositivos permiten que el software controle todos los posibles riesgos. No obstante, es importante tener en cuenta varios aspectos.

  • Formación y Capacitación: La formación adecuada de los trabajadores es el primer paso hacia la seguridad. Todos los empleados que interactúan con el sistema de almacenamiento automatizado deben recibir capacitación exhaustiva sobre las operaciones, los procedimientos de seguridad y la respuesta a emergencias.
  • Sensores de Seguridad: Los almacenes automáticos deben estar equipados con sensores y sistemas de detección avanzados que puedan identificar la presencia de personas o obstrucciones en áreas críticas. Estos sensores pueden detener automáticamente las operaciones peligrosas.
  • Zonas de Exclusión: Establecer zonas de exclusión claramente definidas donde los trabajadores no pueden ingresar cuando el sistema está en funcionamiento. Estas áreas deben estar claramente marcadas y protegidas físicamente mediante vallados u otras barreras.
  • Dispositivos de Parada de Emergencia: Colocar dispositivos de parada de emergencia a lo largo del almacén, permitiendo que los trabajadores detengan inmediatamente las operaciones en caso de peligro o emergencia.
  • EPP (Equipo de Protección Personal): Los trabajadores deben usar equipo de protección personal apropiado, como cascos, gafas de seguridad, guantes y calzado adecuado, dependiendo de los riesgos específicos asociados con el entorno de trabajo.
  • Procedimientos de Emergencia: Desarrollar y comunicar claramente procedimientos de emergencia para situaciones como incendios, evacuaciones o apagones. Los trabajadores deben conocer estos procedimientos y practicarlos regularmente.
  • Supervisión y Monitoreo: Mantener una supervisión constante del funcionamiento del sistema y realizar un monitoreo regular para garantizar que todo esté funcionando correctamente. Esto incluye la inspección de equipos, sensores y sistemas de seguridad.
  • Mantenimiento Preventivo: Programar mantenimientos preventivos regulares para garantizar que todos los componentes del sistema estén en condiciones óptimas de funcionamiento. Esto reduce la probabilidad de fallas inesperadas.
  • Cultura de Seguridad: Fomentar una cultura de seguridad en el lugar de trabajo, donde los empleados se sientan cómodos al informar sobre problemas o inquietudes relacionados con la seguridad sin temor a represalias.
  • Actualización Tecnológica: Mantenerse al día con las últimas tecnologías de seguridad y adoptar mejoras según sea necesario para mantener un entorno de trabajo seguro.


Cuándo Instalar Almacenes Automáticos: Casos de Interés y Consideraciones

La decisión de implementar almacenes automáticos es una estrategia logística que puede ser altamente beneficiosa en ciertos contextos, pero no siempre es la opción adecuada. Aquí, analizaremos los factores clave a considerar y determinaremos en qué casos es interesante la instalación de almacenes automáticos y en qué casos no.

Volumen y Rotación de Inventarios

Cuando es interesante: Los almacenes automáticos son altamente beneficiosos cuando se maneja un alto volumen de productos con una rotación significativa. Cuanto más grande sea el flujo de productos, más eficiencia se puede obtener con la automatización.

Cuando NO es interesante: En situaciones donde el inventario es pequeño o la rotación es mínima, la inversión en almacenes automáticos puede no ser justificable debido a los costos asociados.

Espacio Disponible y Configuración

Cuando es interesante: Si el espacio disponible es limitado y se busca maximizar la capacidad de almacenamiento en una huella reducida, los almacenes automáticos, especialmente los verticales, son ideales.

Cuando NO es interesante: Si se dispone de un amplio espacio horizontal sin restricciones, puede no ser necesario invertir en almacenes automáticos y optar por sistemas de almacenamiento tradicionales.

Tipos de Productos y Unidades de Carga

Cuando es interesante: Los almacenes automáticos son adecuados para productos homogéneos o con dimensiones estándar. Funcionan mejor cuando se manejan productos que se ajustan bien a la automatización.

Cuando NO es interesante: Si la empresa maneja productos altamente variados en términos de tamaño, forma o fragilidad, la adaptación de sistemas automatizados puede ser complicada y costosa.

Procesos y Flujos de Trabajo

Cuando es interesante Los almacenes automáticos pueden reconfigurar y optimizar los procesos de manejo de productos, lo que es beneficioso en operaciones logísticas complejas y de alta demanda.

Cuando NO es interesante: : Si los procesos actuales son simples y eficientes, la implementación de sistemas automatizados puede no justificar los costos y la interrupción de los flujos de trabajo existentes.

Costos de Implementación y Retorno de la Inversión (ROI)

Cuando es interesante Cuando la inversión en almacenes automáticos puede ofrecer un ROI sólido a lo largo del tiempo, debido a una reducción significativa en costos operativos y un aumento en la eficiencia, es una inversión atractiva.

Cuando NO es interesante: Si los costos de implementación son prohibitivos y el período de recuperación de la inversión es prolongado, puede ser más prudente buscar alternativas de gestión de inventario.

Capacidad de Escalabilidad

Cuando es interesante La capacidad de expandir y adaptar los almacenes automáticos a medida que la empresa crece es esencial para mantener la competitividad a largo plazo.

Cuando NO es interesante: : Si no se prevé un crecimiento significativo o la empresa opera en un mercado estable, la escalabilidad de los sistemas automatizados puede no ser una prioridad.