Almacen convencional

Almacén convencional

Almacen convencional

¿Qué es un almacén convencional?

Un almacén convencional es un espacio físico donde se almacenan productos y materiales y que se basa en la gestión manual de mercancías. Esto es recibiendo, almacenando, seleccionando y enviando los productos mediante el uso de trabajadores y carretillas.
También se conocen como almacenes tradicionales o almacenes manuales. Veremos ahora para el almacén convencional ventajas y desventajas.

Foto de un almacén convencional con estanterías convencionales de paletización. Es un ejemplo de almacén convencional
Sistema de almacenamiento convencional

Características de un almacén convencional

La principal características es que todo el proceso se hace con operarios y carretillas, tales como elevadora frontal, transpaletas eléctricas o apiladores. Por lo tanto, deben disponer de más pasillos para maquinaria para manipular la mercancía. Estos deben ser de entre 2 y 4 metros de ancho, a diferencia de un almacén automático donde la mercancía es mucho más compacta.

Otra característica habitual es el uso de estanterías convencionales. Mayoritariamente serían:

Finalmente, es una práctica habitual en los almacenes convencionales, combinar dentro de una estantería zonas de almacenamiento de palets con zonas de picking en la parte inferior

Ventajas del almacenaje convencional

  • Costo inicial bajo: El sistema convencional de almacenaje no requieren una inversión en tecnología y automatización. Esto se debe a que las estanterías que se utilizan tienen un costo relativamente bajo. Consecuentemente, la inversión inicial es menor.
  • Fácil de operar: No requieren un alto nivel de capacitación o conocimiento técnico para su funcionamiento. El software se limita a la gestión de stock, y no al funcionamiento de maquinaria automatizada.
  • Manejo versátil: los almacenes convencionales son adecuados para manejar una gran variedad de productos. Estos incluyen productos perecederos y/o frágiles.
  • No depende de la tecnología: Al no depender de la tecnología para su funcionamiento, no hay riesgo de fallas técnicas que afecten su operación.
  • Mayor flexibilidad en el manejo de productos: la mayor flexibilidad en la operativa se consigue en los sistemas de almacenamiento convencionales que usan carretillas contrapesadas convencionales. Esto es debido a que se pueden solventar problemas de ubicación o mantenimiento de forma sencilla.
    También el uso de las otras estanterías convencionales, favorece la facilidad y adaptación a cambios en la demanda y tipología de productos almacenados.
Imagen de un almacén convencional con palets en la parte superior y picking en parte inferior.
Almacén convencional ejemplo de palets con picking en la parte inferior

Inconvenientes de un sistema de almacenamiento convencional

El sistema de almacenaje convencional también tiene algunos inconvenientes, como:

  • Baja eficiencia: la gestión manual de inventarios puede llevar a una mayor cantidad de errores y tiempos de ciclo más largos. Esto causa una reducción en la eficiencia en comparación con los almacenes automatizados.
  • Mayor costo operativo: la necesidad de mano de obra para la gestión manual del inventario puede generar mayores costos operativos.
  • Menor capacidad de almacenamiento: vemos en los almacenes convencionales ejemplos de baja capacidad. Suelen tener una menor densidad de almacenamiento en comparación con otro tipo de almacenes.
  • Mayor posibilidad de errores humanos: la gestión manual del inventario aumenta la posibilidad de errores humanos, como la pérdida o daño de productos.
  • Dificultad en la escalabilidad: Un sistema de almacenamiento convencional puede tener dificultades para escalar su capacidad de almacenamiento de acuerdo a las necesidades cambiantes del negocio. Esto se debe a que se necesita de mucho espacio para aumentar el volumen que se puede gestionar.
Foto de un almacen convencional con palets en los niveles de las estanterías convencionales y carretillas de fondo.
Imagen de almacén convencional

Gestión de almacenes convencionales

En relación a la gestión, hay diferencias entre el almacenaje convencional y automatizados.

Si comparamos el grado de tecnología, el almacén convencional suele disponer únicamente de un SGA (Sistema de Gestión de Almacén) que indica a los operarios dónde ubicar, descargar o dejar mercancía. En cambio, en almacenes automatizados el software debe controlar todo el resto de procesos automatizados. Es habitual en estos casos tener que integrar softwares, con lo que aumenta el riesgo y el coste de gestión.

También hay diferencias sustanciales a nivel de mantenimiento. En los almacenes convencionales es muy bajo, limitándose a mantenimientos correctivos. En los automáticos, se deben hacer también mantenimientos preventivos.

No obstante, como hemos comentado anteriormente, la reducción de personal en un almacén automático es notable. Esto supone que la industria se mueva hacia esa dirección.

Seguridad en almacenes convencionales

La seguridad en almacenes convencionales es de suma importancia, ya que estos entornos implican la interacción constante entre personas, máquinas y mercancía. La gestión de la seguridad en este tipo de almacenes se centra en prevenir accidentes, minimizar riesgos y garantizar la integridad de los trabajadores, los equipos y los productos almacenados. En este artículo, exploraremos en detalle las medidas y consideraciones clave relacionadas con la seguridad en almacenes convencionales.

Protección de Personas

La seguridad de los trabajadores es la principal preocupación en cualquier almacén. Aquí hay algunas prácticas clave para proteger a las personas:

  • Capacitación: Todos los trabajadores deben recibir una formación exhaustiva en seguridad antes de realizar cualquier tarea en el almacén. Esto incluye el manejo seguro de carretillas elevadoras, el conocimiento de las normas de seguridad y la comprensión de los procedimientos de emergencia.
  • Señalización: Los almacenes convencionales deben estar claramente señalizados con indicaciones de zonas de carga y descarga, rutas de tránsito de peatones y áreas de almacenamiento. Las señales visuales y las marcas en el suelo ayudan a evitar colisiones y accidentes.
  • Equipos de Protección Personal (EPP): Los trabajadores deben utilizar el EPP adecuado, como cascos, chalecos reflectantes y guantes, según sea necesario para sus funciones. Esto proporciona una capa adicional de protección en caso de incidentes.
  • Inspecciones Regulares: Se deben llevar a cabo inspecciones regulares de equipos y áreas para identificar y abordar cualquier riesgo potencial, como pisos resbaladizos o estanterías inestables.

Seguridad de las Máquinas

Las carretillas elevadoras y otros equipos de manejo de materiales son fundamentales en los almacenes convencionales. Aquí están las medidas clave para garantizar su seguridad:

  • Mantenimiento Preventivo: Todos los equipos deben someterse a un mantenimiento preventivo programado. Esto incluye inspecciones periódicas, lubricación adecuada y reparación oportuna de cualquier defecto.
  • Entrenamiento en Manejo de Equipos: Los operadores de carretillas elevadoras deben estar certificados y capacitados para operar sus equipos de manera segura. Deben comprender las capacidades y limitaciones de sus máquinas.
  • Zonas de Carga y Descarga Seguras: Establezca áreas designadas para la carga y descarga de productos. Estas áreas deben estar claramente marcadas y protegidas con barreras físicas para prevenir accidentes.
  • Control de Velocidad: Los almacenes convencionales deben implementar políticas que limiten la velocidad de los equipos en áreas donde haya tráfico de peatones o en zonas congestionadas.

Protección de la Mercancía:

La seguridad de la mercancía es esencial para evitar daños y pérdidas. Aquí hay medidas importantes:

  • Almacenamiento Adecuado: Las estanterías deben estar diseñadas para soportar el peso y las dimensiones de los productos almacenados. La carga debe estar distribuida uniformemente y asegurada contra caídas.
  • Etiquetado y Organización: Etiquete claramente cada producto con su descripción y número de identificación. Mantenga un sistema de organización lógico para facilitar la localización de productos.
  • Protección Contra Daños: Utilice dispositivos de protección, como protectores de esquinas y barreras, para evitar que las mercancías sufran daños debido a colisiones con equipos.
  • Inventario y Registro: Mantenga registros precisos de inventario y realice inventarios periódicos para asegurarse de que todos los productos estén en su lugar y en condiciones óptimas.

Prevención de Incendios:

La prevención de incendios es esencial en almacenes convencionales debido a la presencia de mercancías inflamables y maquinaria. Las medidas incluyen:

  • Detección de Incendios: Instale sistemas de detección de incendios, como detectores de humo y rociadores automáticos, y realice pruebas regulares para garantizar su funcionamiento adecuado.
  • Almacenamiento Seguro de Productos Inflamables: Almacene productos inflamables en áreas designadas y bien ventiladas, lejos de fuentes de calor o chispas.
  • Extintores y Equipos de Lucha Contra Incendios: Coloque extintores de incendios en lugares estratégicos y proporcione capacitación a los trabajadores sobre cómo utilizarlos.
  • Plan de Evacuación: Desarrolle y practique un plan de evacuación en caso de incendio para garantizar que todos los trabajadores sepan cómo salir del almacén de manera segura.