Almacen convencional

Almacén de aprovisionamiento

Almacen de aprovisionamiento

¿Qué es un almacén de aprovisionamiento?

Es un espacio físico donde se almacenan mercancías con el objetivo de abastecer a una empresa o una industria. Suelen ser materias primas, y son compradas en grandes cantidades con el objetivo de obtener un precio más bajo.
Un almacén de aprovisionamiento general ofrece servicios de almacenamiento, inventario, seguridad y manipulación de carga.

Características de un almacén de aprovisionamiento

  • Enfoque en la producción: tienen como objetivo principal suministrar los materiales y suministros necesarios para la producción. Por ese motivo se encuentran ubicados cerca de las líneas de producción.
  • Gran capacidad de almacenamiento: suelen ser grandes y cuentan con una alta capacidad de almacenamiento. Con esto pueden satisfacer las necesidades de la producción en todo momento.
  • Gran variedad de productos: almacenan una amplia variedad de productos, desde materiales crudos hasta componentes de productos finales.
  • Sistemas de control y gestión avanzados: suelen contar con sistemas de control y gestión avanzados, como el uso de tecnologías de identificación y seguimiento de productos. La finalidad es garantizar una gestión eficiente y precisa del inventario.
  • Procesos de gestión de pedidos complejos: se manejan procesos de gestión de pedidos complejos, ya que deben satisfacer las necesidades de las líneas de producción en tiempo y forma. También se adaptan en función de los requisitos específicos de cada línea.

Ventajas de un almacén de aprovisionamiento

Uno de los principales beneficios de los almacenes de aprovisionamiento es que permiten almacenar grandes cantidades de productos. Además, se pueden preparar para su utilización en una fábrica o empresa de forma rápida.
También permiten un ahorro de costes al permitir comprar mayores cantidades de materiales.
Un almacén de aprovisionamiento industrial es una herramienta fundamental para garantizar un correcto proceso productivo.

Riesgos de un almacén de aprovisionamiento

  • Rotura de stock: la falta de existencias de un producto en el almacén puede provocar la imposibilidad de cumplir con los pedidos. Esto genera pérdidas económicas y de reputación para la empresa, ya que el aprovisionamiento en almacén o fábrica son claves.
  • Pérdida o daño de productos: si los productos almacenados se dañan o se pierden debido a un mal manejo o almacenamiento inadecuado. Consecuentemente, la empresa puede sufrir pérdidas económicas y de reputación.
  • Robo o fraude: la falta de seguridad en un almacén industrial puede provocar el robo de productos por parte de empleados o terceros. Esto ocasiona pérdidas económicas para la empresa.
  • Falta de eficiencia en los procesos: si los procesos de recepción, almacenamiento y envío de productos no son eficientes, puede generar retrasos en la fabricación de productos, lo que provoca retrasos en la entrega del producto final.
  • Problemas de calidad: si los productos almacenados no cumplen con los estándares de calidad requeridos, dará lugar a reclamos y pérdidas económicas para la empresa.

Para reducir estos riesgos, el almacén central puede disponer de un stock de materiales, así como recambios para las máquinas de producción.

Ejemplo de un almacén de aprovisionamiento

Un ejemplo de almacén de aprovisionamiento es aquel que se encuentra ubicado cerca de una planta de producción de alimentos. Ésta almacena materias primas como cereales, harinas y aceites. Este tipo de almacenes suelen contar con grandes áreas de almacenamiento y sistemas de control avanzados. El fin es garantizar la precisión en la gestión del inventario y una rápida gestión de pedidos.
Además, los almacenes de aprovisionamiento también pueden incluir áreas de preparación y acondicionamiento de los productos. Así, se pueden adaptar a las necesidades específicas de la planta de producción.