Almacen convencional

Almacén de producto terminado

Almacen de producto terminado

¿Qué es un almacén de producto terminado?

Es un espacio físico donde se almacenan los productos a los que no hay que realizar ninguna transformación adicional y están listos para ser vendidos o distribuidos.

Características del un almacén de productos terminados.

Comúnmente se denominan almacenes de productos terminados a los almacenes que están próximos a las líneas de producción, donde se estocan los productos que de allí salen, o bien a los almacenes centrales en el caso de recibir producto terminado por parte de varios proveedores, aunque también podemos considerar como almacén de producto terminado cualquiera que tenga productos que no vayan a ser transformados de nuevo. Las principales características de estos son:

  • Tienen un sistema de gestión, clasificación y etiquetado para facilitar el seguimiento y control de inventarios, ya que los productos son recibidos y deben despacharse, a diferencia de los almacenes de materias primas.
  • Disponen de sistemas de embalaje y acondicionamiento, así como de control de calidad, para garantizar la que no se pierda la calidad de los productos almacenados.
  • El grado de automatización depende mucho de la industria, habiendo almacenes totalmente convencionales, hasta automatizados prácticamente en su mayoría. Aún dentro de cada sector, podemos encontrar grados de automatización muy diversos.
  • Para garantizar unas correctas condiciones de almacenaje del producto terminado, se necesita de sistemas de limpieza y desinfección para garantizar la higiene y la seguridad de los productos almacenados, ya que en muchas ocasiones éstos son suministrados a clientes finales.

Ventajas de los almacenes de productos terminados

  • Reducción de costos operativos: Al contar con un almacén logístico de productos terminados, se pueden reducir los costos operativos asociados con la gestión de inventario, el almacenamiento, el transporte y la entrega de productos. Esto se logra a través de la implementación de procesos eficientes y automatizados que permiten minimizar el tiempo y los recursos necesarios para llevar los productos al mercado.
  • Mejora de la eficiencia en la gestión de inventario: La implementación de un almacén logístico de productos terminados permite mejorar la eficiencia en la gestión de inventario, ya que se puede contar con un inventario centralizado y controlado, con sistemas de seguimiento y trazabilidad que permiten llevar un registro preciso de los movimientos de los productos. Esto se traduce en una mejor planificación y gestión de la demanda, reducción de los costos de almacenamiento, y una mayor eficiencia en la gestión de los pedidos y entregas.
  • Aumento del stock disponible: El disponer de un almacén de productos terminados permite disponer de stock para hacer frente picos de demanda, lo que permite mantener una producción continuada todo el año.

Ejemplo de almacén de productos terminados

Para resumir de una forma rápida, nos podemos imaginar estos almacenes como todos aquellos dónde se gestionan o almacena un producto que se sirve a cliente o empresa, y que no sufrirá ninguna otra transformación.

Un ejemplo claro son los almacenes que podemos encontrar al final de las líneas de producción. En este caso son almacenes temporales que permiten consolidar pedidos, mejorando mucho la eficiencia en el transporte.