Almacen convencional

Almacén de materia prima

Almacen de materia prima

¿Qué es un almacén de materias primas?

Los almacenes de materia prima son un espacio físico donde se almacenan los materiales necesarios para la producción de otro bien. Su correcto funcionamiento evita cuellos de botella y asegura la disponibilidad de los materiales necesarios en el momento adecuado.

Características de un almacén de materias primas

  • Trazabilidad: La trazabilidad es esencial para asegurar la calidad de los materiales y garantizar la seguridad del producto final. Es necesario llevar un registro detallado de los proveedores, fechas de entrega, lotes y fechas de caducidad de los materiales.
  • Alta rotación: Es alta debido a la vida útil limitada de los materiales. Por lo tanto, es importante tener un control riguroso del inventario y gestionar adecuadamente la entrada y salida de los materiales. Esto evita la obsolescencia y desperdicio de materiales.
  • Manejo adecuado: La manipulación de las materias primas debe realizarse de manera cuidadosa y adecuada para evitar la contaminación o daño de los materiales. Se deben establecer procedimientos específicos para el manejo de cada tipo de material.
  • Control de temperatura: Algunos tipos de materiales, como los productos frescos o perecederos, requieren un control riguroso de la temperatura para mantener su calidad. Por lo tanto, es importante contar con un sistema de refrigeración adecuado y monitorear la temperatura de los materiales en todo momento.
  • Capacitación del personal: El personal encargado de la gestión de un almacén de materias primas debe estar capacitado para manejar adecuadamente los materiales. Del mismo modo, deben seguir los procedimientos establecidos para garantizar la calidad y seguridad de los productos finales.
  • Estanterías variadas: En este tipo de almacenes se utilizan todo tipo de estanterías, tanto estanterías de baldas, estanterías de paletización, estanterías dinámicas de pallets por gravedad, como estanterías dinámicas de cajas por gravedad.
  • Cajas: Aparte de palets, en aplicaciones especiales se pueden utilizar cajas de buena calidad.

¿Cómo se clasifican los almacenes de materias primas?

Existen 2 tipos principales de almacenes de materias primas según el grado de humedad de los componentes que se almacenan. Almacenes de materias primas secas y almacenes de materias primas húmedas

Almacén de materias primas secas

¿Qué son los almacenes de materias primas secas?

Un almacén de materia prima seca es un espacio físico específico para almacenar productos o materiales en estado seco, es decir, sin humedad. Este tipo de almacén se utiliza para guardar productos como granos, cereales, semillas, polvos, entre otros.
Es importante destacar que los almacenes de materia prima seca deben cumplir con estrictos requisitos de seguridad, calidad y cumplimiento normativo. Esto garantiza la integridad de los productos almacenados.

Imagen de listones de madera apilador, son materia prima que se utiliza para fabricar. Almacen de materias primas ejemplo
Almacenaje de materias primas – listones de madera

Qué características tiene un almacén de materia prima seca?

  • Tienen un sistema de ventilación y extracción de polvo
  • Se encuentran en áreas libres de humedad y en ambientes controlados de temperatura
  • Disponen de sistemas de control de plagas y roedores
  • La instalación contra incendios es adecuada al tipo de producto que se almacena.
  • La clasificación y etiquetado facilita el seguimiento y control de inventarios
  • Tienen sistemas de embalaje y acondicionamiento para garantizar la calidad de los productos almacenados
  • Disponen sistemas de control de acceso para garantizar la seguridad del personal y productos
  • Tienen sistemas de almacenamiento y sistemas de transporte para facilitar el manejo y movimiento de productos
  • Son muy importantes los sistemas de limpieza y desinfección para garantizar la higiene y la seguridad de los productos almacenados, sobre todo en productos alimentarios o farmacéuticos.

Almacén de materias primas húmedas

¿Qué son los almacenes de materias primas húmedas?

Es un espacio físico específico para almacenar productos o materiales en estado húmedo, es decir, con un alto contenido de humedad.
Este tipo de almacén se utiliza para guardar productos como frutas, verduras, carne o pescado, entre otros.

Imagen de un almacén de materias primas húmedas
Almacén de materias primas EJEMPLOS

¿Qué características tiene un almacén de materia prima húmeda?

  • Se encuentran en ambientes controlados de temperatura y humedad
  • Implementan sistemas de control de plagas y roedores
  • Disponen de sistemas de seguridad y monitoreo para evitar robos y fraudes
  • Utilizan sistemas de clasificación y etiquetado para facilitar el seguimiento y control de inventarios
  • Tienen sistemas de embalaje y acondicionamiento para garantizar la calidad de los productos almacenados
  • Tienen sistemas de control de acceso para garantizar la seguridad del personal y productos
  • Instalan sistemas de almacenamiento y transporte específicos para evitar daños y garantizar la frescura de los productos. Es muy importante garantizar el FIFO en el almacenaje de materia prima húmeda.
  • Hacen mucho énfasis en los sistemas de limpieza y desinfección para garantizar la higiene y la seguridad de los productos almacenados. Es especialmente importante en alimentación y farmacia,
  • Mantienen sistemas de control de calidad para garantizar la seguridad alimentaria y cumplimiento normativo

¿Cómo organizar un almacén de materia prima?

  1. Clasificar la materia prima: Es importante identificar los diferentes tipos de materia prima y clasificarlos. Esto puede ser según su naturaleza, tamaño, peso y características de almacenamiento para facilitar la gestión del inventario y la localización de los materiales. Una clasificación es según el grado de humedad, como se comentó anteriormente, separándolos en materia prima seca y húmeda.
  2. Diseñar la distribución de los estantes: Se debe optimizar el espacio de almacenamiento para garantizar la disponibilidad y accesibilidad de los productos en el momento adecuado. Los estantes deben ser diseñados para soportar el volumen y peso de los materiales. Hay que tener en cuenta que las materias primas pueden venir en estado líquido, sólido o en botellas o tanques de gas.
  3. Implementar un sistema de etiquetado: Cada producto debe tener una etiqueta clara que identifique el tipo de materia prima, el proveedor, la fecha de entrega, la cantidad y la ubicación. El fin es ayudar a la identificación rápida y precisa de los productos y a la gestión del inventario.
  4. Establecer procesos de recepción y salida de materiales: Es necesario definir un proceso de recepción que incluya la revisión de la cantidad y calidad de los materiales entregados. Además, se debe contar con un proceso de salida de materiales que permita la entrega oportuna de los productos a las áreas de producción.
  5. Supervisar y revisar regularmente el inventario: Es fundamental llevar un control constante del inventario para evitar la sobrecarga o escasez de materiales. Esto permitirá mantener un nivel óptimo de inventario y evitará pérdidas económicas.
Almacén de materias primas. Ejemplo de almacenaje de acero
Almacenamiento de piezas de acero

¿Cómo se deben almacenar las materias primas?

Para la correcta conservación de las materias primas, hay que garantizar que el producto no se ve mezclado con otro producto o agente externo, ni afectado por la humedad y temperatura.

Un mal control de humedad y temperatura pueden ocasionar:

  • Deterioro de la calidad: La humedad puede causar la degradación de productos, como la formación de moho, la corrosión de metales, la proliferación de bacterias y la alteración de propiedades físicas y químicas.
  • Aumento de costos: La humedad puede provocar pérdidas económicas debido a la reducción de la vida útil de los productos, el aumento de los costos de mantenimiento y el desperdicio de materiales.
  • Cumplimiento normativo: En muchas industrias, existen regulaciones estrictas relacionadas con la humedad y la temperatura, como en la industria farmacéutica y alimentaria. El incumplimiento de estas normativas puede tener graves consecuencias legales.
  • Problemas logísticos: La humedad puede dificultar la manipulación y el transporte de materias primas, causando demoras y aumentando los riesgos de seguridad.

Técnicas de Control de Humedad y temperatura

Control de Humedad Relativa (HR)

El control de la humedad relativa es esencial en almacenes de materias primas. Se debe mantener un nivel de HR óptimo según el tipo de material almacenado. Para lograrlo:

  • Utilizar deshumidificadores y humidificadores según sea necesario.
  • Monitorear constantemente la HR con sensores de humedad.
  • Implementar sistemas de ventilación y extracción para eliminar la humedad excesiva.

Aislamiento Térmico

El aislamiento térmico adecuado ayuda a evitar condensación en las superficies de almacenamiento. Asegurarse de que las paredes y techos estén bien aislados puede prevenir problemas de humedad.

Sellado y Barreras de Vapor

Instalar barreras de vapor en las áreas críticas puede prevenir la entrada de humedad desde el exterior. Además, asegurarse de que todas las aberturas y grietas estén selladas adecuadamente es esencial.

Monitoreo y Automatización

La implementación de sistemas de monitoreo automatizados permite un control preciso de la humedad. Los sensores y sistemas de control pueden ajustar automáticamente los dispositivos de deshumidificación o humidificación según las condiciones.

Almacenamiento en Envases Adecuados

Utilizar envases herméticos o sellados al vacío puede proteger las materias primas de la humedad ambiental. Esto es especialmente importante para productos sensibles.

Almacén de bobinas pregalvanizadas, materia prima de otros productos

Normas para almacenamiento de materia prima

El almacenaje de materias primas abarca diversos ámbitos que incluyen la manipulación, el almacenamiento, la seguridad y la trazabilidad. Las regulaciones varían según la región y el tipo de material, por lo que es fundamental comprender las normativas aplicables en Europa y Sudamérica para garantizar un almacenaje adecuado y seguro.

Manipulación de Materias Primas

En Europa, la manipulación de materias primas está regulada por normativas que se centran en la seguridad alimentaria y la calidad de los productos. Algunas de las normas clave incluyen:

  1. Reglamento (CE) Nº 852/2004: Este reglamento establece las normas de higiene de los alimentos en la Unión Europea e incluye disposiciones específicas para la manipulación segura de materias primas alimentarias.
  2. Reglamento (CE) Nº 183/2005: Se enfoca en requisitos para la higiene de los piensos y aborda la manipulación de materias primas utilizadas en la producción de alimentos para animales.

En Sudamérica, las regulaciones de manipulación de materias primas pueden variar según el país. Por ejemplo, en Brasil, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) regula la manipulación de alimentos y materias primas relacionadas, mientras que en Argentina, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) establece las normas para productos de origen animal.

Almacenamiento de Materias Primas

El almacenamiento de materias primas, ya sea en estanterías o en el suelo, en almacenes debe llevarse a cabo siguiendo ciertas normas y regulaciones para garantizar la seguridad, la calidad y la trazabilidad de los productos. En este contexto, se hacen referencia a las siguientes normas y regulaciones, entre otras relevantes:

Reglamento (CE) Nº 178/2002: Este reglamento establece principios generales y requisitos de la legislación alimentaria en la Unión Europea (UE). En relación al almacenamiento de materias primas, se aplican las siguientes disposiciones:

  1. Condiciones de Almacenamiento: Los almacenes de materias primas deben proporcionar condiciones adecuadas de almacenamiento que eviten la contaminación, la proliferación de plagas y el deterioro de los productos. Esto incluye la protección contra condiciones climáticas adversas, temperaturas inapropiadas, y riesgos de contaminación cruzada.
  2. Higiene y Limpieza: Los almacenes deben mantener altos estándares de higiene y limpieza para prevenir la contaminación de las materias primas. Esto implica una limpieza regular de las áreas de almacenamiento y la implementación de procedimientos para la eliminación adecuada de desechos y residuos.
  3. Separación de Productos: Deben existir sistemas de separación clara entre diferentes tipos de materias primas para evitar la contaminación cruzada. Esto incluye áreas de almacenamiento separadas o estanterías dedicadas para productos específicos.
  4. Control de Plagas: Los almacenes deben tener sistemas de control de plagas efectivos para prevenir la infestación de insectos, roedores u otras plagas que puedan afectar la calidad de las materias primas.

Directiva 94/62/CE: Esta directiva se enfoca en la gestión de envases y residuos de envases y puede afectar el almacenamiento de materias primas en envases y embalajes. Algunos aspectos relevantes incluyen:

  1. Gestión de Envases: Las materias primas almacenadas en envases deben cumplir con las regulaciones relacionadas con la gestión de envases y residuos de envases. Esto implica asegurarse de que los envases sean reciclables, retornables o cumplan con los requisitos de gestión de residuos específicos.
  2. Etiquetado de Envases: Los envases utilizados para el almacenamiento de materias primas deben estar debidamente etiquetados de acuerdo con las regulaciones que se aplican a los envases en la UE.

Normativas Internacionales y Nacionales: Además de las normas de la UE, se deben considerar las regulaciones nacionales e internacionales específicas de cada país y sector. Estas regulaciones pueden variar y deben cumplirse para garantizar que el almacenamiento de materias primas sea seguro y cumpla con los requisitos de calidad.

Normas de Seguridad y Salud Ocupacional: Los almacenes deben cumplir con las normas de seguridad y salud ocupacional para garantizar la seguridad del personal que trabaja en ellos. Esto incluye la correcta disposición de las materias primas en las estanterías, la utilización de equipos de manejo de materiales seguros y la prevención de riesgos laborales.

Normas de Medio Ambiente: Para ciertos tipos de materias primas, es importante cumplir con normativas ambientales que regulan el almacenamiento seguro y la gestión de residuos relacionados con dichos materiales.

Seguridad y Trazabilidad

La trazabilidad en los almacenes de materias primas es un aspecto de vital importancia en la gestión de la cadena de suministro y en el cumplimiento de normativas europeas específicas, como el Reglamento (CE) Nº 178/2002 y el Reglamento (UE) Nº 1169/2011. Estas regulaciones establecen requisitos precisos para garantizar la trazabilidad de alimentos y materias primas a lo largo de todo el proceso de producción y distribución. La trazabilidad implica la capacidad de identificar y rastrear el origen, el destino y la historia de un producto en cada etapa de su ciclo de vida.

Reglamento (CE) Nº 178/2002:

Este reglamento establece los principios generales y requisitos de la legislación alimentaria en la Unión Europea (UE). En lo que respecta a la trazabilidad de alimentos y materias primas, el Reglamento (CE) Nº 178/2002 impone las siguientes disposiciones:

  1. Registro detallado: Los almacenes de materias primas están obligados a llevar un registro exhaustivo de los productos almacenados, incluyendo información sobre la identificación de los productos, los proveedores, las fechas de recepción, y los lotes de productos.
  2. Identificación única: Cada lote de materias primas debe contar con una identificación única que permita su seguimiento a lo largo de toda la cadena de suministro.
  3. Procedimientos de notificación: En caso de que se detecten riesgos para la seguridad de los productos, los almacenes deben tener procedimientos de notificación establecidos para informar a las autoridades pertinentes y a los eslabones de la cadena de suministro.
  4. Documentación precisa: La trazabilidad se basa en una documentación precisa que permite la identificación de la procedencia y el destino de las materias primas. Esto implica la generación de registros y documentación adecuada que debe mantenerse durante un período específico.

Reglamento (UE) Nº 1169/2011:

Este reglamento se centra en la información alimentaria facilitada al consumidor, lo que incluye el etiquetado adecuado de alimentos y materias primas. La trazabilidad también se vincula directamente a este reglamento a través de las siguientes disposiciones:

  1. Etiquetado detallado: Los almacenes de materias primas deben asegurarse de que los productos estén etiquetados de manera clara y precisa, incluyendo información sobre la identificación del producto, la fecha de envasado, la fecha de caducidad, y otros datos relevantes.
  2. Información para el consumidor: En casos en los que las materias primas se utilicen directamente en productos destinados al consumidor final, el etiquetado debe incluir información que permita a los consumidores rastrear la procedencia y la calidad de las materias primas utilizadas.
  3. Cumplimiento normativo: Los almacenes de materias primas deben garantizar que el etiquetado cumpla con todas las regulaciones aplicables, incluyendo aquellas relacionadas con la trazabilidad y la información al consumidor.
  4. Mantenimiento de registros: Además del etiquetado, los almacenes deben mantener registros internos precisos que respalden la trazabilidad, lo que incluye detalles sobre los productos, los proveedores y las fechas de recepción.

Ejemplo de almacenes de materias primas

Imagen de bidones guardados en un almacen materia prima
Ejemplo almacen materia prima – bidones químicos

Un ejemplo de almacén de materia prima es aquel que se encuentra ubicado cerca de una fábrica de productos químicos. Puede almacenar sustancias como ácidos, bases, solventes y polímeros. El almacenamiento de materia prima cuenta con sistemas de seguridad y gestión avanzados. Esto se debe a que las sustancias que almacenan pueden ser peligrosas o requieren de condiciones especiales de almacenamiento. Además, también pueden contar con áreas de mezcla y preparación de las sustancias, para adaptarlas a las necesidades específicas de la fábrica de producción.