Imagen de un ordenador con logos de logística

Evolución de los operadores logísticos

En las últimas décadas, el sector de la logística ha experimentado una gran evolución. Los operadores logísticos han dejado de ser simples transportistas para convertirse en proveedores integrales de servicios logísticos. En este sentido, los operadores logísticos se han convertido en una pieza clave para el éxito de cualquier negocio que requiera de una gestión eficiente de su cadena de suministro.

Uno de los principales factores que ha impulsado esta evolución es la globalización de los mercados. Cada vez más empresas buscan expandirse a nivel internacional, lo que ha generado una mayor demanda de servicios logísticos que permitan gestionar de manera eficiente la cadena de suministro a nivel global.

Otra tendencia importante en la evolución de los operadores logísticos es la incorporación de tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Los operadores logísticos han invertido en plataformas tecnológicas para la gestión de la información, el seguimiento de los envíos y la planificación de rutas. Además, el uso de tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial, el big data y la automatización ha permitido a los operadores logísticos mejorar la eficiencia y la eficacia de sus operaciones.

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los operadores logísticos en la actualidad es el cambio en las expectativas de los clientes. Los consumidores cada vez esperan un servicio más rápido y personalizado, lo que ha llevado a los operadores logísticos a adaptar sus modelos de negocio para satisfacer estas demandas. En este sentido, la entrega en el mismo día o en la hora elegida por el cliente se ha convertido en una tendencia en el sector.

Tabla de contenidos desplegable

Inversión de futuro

Evolución positiva de inversiones

En los últimos años, la inversión en tecnología e I+D ha sido un factor clave para la competitividad de los operadores logísticos. Los principales operadores del mercado han apostado fuertemente por esta área, destinando importantes recursos financieros a la investigación y desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas que les permitan mejorar la eficiencia de sus operaciones y ofrecer mejores servicios a sus clientes.

Según los informes financieros de las empresas, se puede observar que los 5 principales operadores logísticos han incrementado significativamente su inversión en tecnología e I+D en los últimos años. Por ejemplo, en 2020, DHL invirtió alrededor de 2.2 mil millones de euros en tecnología e I+D, un 6.5% más que en el año anterior. Por su parte, UPS destinó más de 1.3 mil millones de dólares en 2020 a inversiones en tecnología, logrando mejoras significativas en sus procesos de automatización, robótica y análisis de datos.

En el caso de FedEx, la compañía ha invertido en tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y la automatización robótica de procesos. En 2020, la compañía anunció una inversión de 2.000 millones de dólares en tecnología en los próximos tres años. Asimismo, Kuehne + Nagel ha invertido en soluciones digitales y en la optimización de sus procesos logísticos, con el objetivo de aumentar su eficiencia y reducir costos. Finalmente, DB Schenker ha invertido en tecnologías de la información y la comunicación, y ha desarrollado soluciones de logística digital, inteligencia artificial y robótica.

Incremento exponencial

Grafico creciente exponencialmente

El volumen de negocio de los principales operadores logísticos ha experimentado un fuerte crecimiento en las últimas dos décadas. Según datos de la consultora Armstrong & Associates, en el año 2000, el volumen de negocio de los 5 mayores operadores logísticos a nivel mundial se situaba en torno a los 40.000 millones de dólares. En 2020, esta cifra había aumentado hasta los 250.000 millones de dólares. Esto supone un crecimiento exponencial que refleja la importancia que han adquirido estos operadores en el sector logístico global.

En el futuro, se espera que los operadores logísticos continúen evolucionando para adaptarse a las nuevas tendencias del mercado. Entre las tendencias que se esperan en el futuro se encuentra el uso de drones para la entrega de paquetes, el uso de robots para la automatización de procesos logísticos y la integración de la realidad virtual y aumentada en la gestión de la cadena de suministro.

¡Os queremos oír!
Escribidnos vuestras preguntas o comentarios!

Deja una respuesta